Site Overlay

5 mitos sobre la inversión en propiedad comerciales e industriales

Spread the love

Posiblemente te encuentres interesado en realizar algún tipo de inversión en espacios industriales en México o bien prefieras irte por los espacios comerciales.

Sea uno u otro, la idea es buena, pero no a todos se les da siquiera el concebir dicha idea.

De hecho, muchos inversores diariamente se desaniman porque creen que es demasiado complejo el proceso, sin embargo, ante una cuidadosa investigación y planificación, no debería ser así.

Esto va de la mano con los mitos más comunes que los inversionistas citan como razones para no comprar propiedades no residenciales, así como consejos sobre cómo se pueden superar.

1) La propiedad comercial / industrial es demasiado cara

Algunas propiedades no residenciales, como los activos industriales, pueden tener precios bastante altos, pero ese no es necesariamente el caso de todas las inversiones no residenciales.

Pero lo más importante como con cualquier inversión, no se trata de cuánto gastas, sino de la calidad del activo que compras es lo que determina el éxito.

Las pequeñas fábricas y oficinas en áreas urbanas son ejemplos de activos no residenciales asequibles que tienen una oferta limitada y una gran demanda.

En particular, los que están cerca de las carreteras de acceso y los servicios de transporte son los más buscados y aquellos que generalmente funcionan bien.

2) Solo los grupos de accionistas compran propiedades comerciales / industriales

Muchos posibles inversores están disuadidos por el alto costo aparente y el mayor riesgo de las propiedades no residenciales y piensan que podría ser más seguro invertir como parte de un grupo de accionistas.

Pero, como ya hemos comentado, existe una amplia gama de propiedades no residenciales asequibles para la mayoría de los inversores.

Si bien la compra de propiedades como parte de un grupo puede ayudar a comprar activos más grandes y más caros, el riesgo financiero reducido puede ser compensado por la complejidad adicional de invertir con otras personas.

Resultado de imagen para edificios para oficinas

Sin embargo, eso no quiere decir que no sean viables. Con la planificación y visión correctas, términos claros y una propiedad adecuada, los grupos de inversionistas pueden ser muy exitosos.

3) Comprar una propiedad comercial / industrial es una estrategia de alto riesgo

Hay dos componentes para la inversión no residencial. El primero es la propiedad misma; el segundo, el componente comercial o arrendamiento.

Esto último es lo que distingue a las propiedades no residenciales de las propiedades residenciales y también es lo que explica la mayor parte del riesgo asociado con las propiedades comerciales.

Por eso es importante revisar cuidadosamente las condiciones de arrendamiento existentes y buscar asesoramiento profesional para asegurarse de que no haya sorpresas.

Recuerda, existe un elemento de riesgo con casi todas las inversiones, pero, al realizar la debida diligencia, puedes minimizar y administrar tu riesgo, mientras cosechas las mayores recompensas de la propiedad no residencial.

4) La inversión en propiedades comerciales requiere más experiencia

Hay una complejidad involucrada con todo tipo de inversión inmobiliaria, ya sea residencial o no residencial. La clave del éxito es la investigación y el conocimiento, y la voluntad de buscar asesoramiento cuando no estás seguro.

Tu conocimiento y objetivos claros, junto con el asesoramiento de un administrador de propiedad profesional o un agente de comprador comercial, te ayudarán a minimizar el riesgo y seleccionar un activo que coincida con tus objetivos de inversión.

Resultado de imagen para comprar activos industriales

5) El desarrollo de la propiedad comercial es demasiado complejo

El desarrollo de propiedades comerciales se está volviendo cada vez más popular, con un número creciente de desarrolladores primerizos que ingresan al mercado.

Las propiedades y los terrenos baldíos en lugares urbanos con leyes de zonificación flexibles son particularmente populares, y los desarrolladores están dispuestos a pagar una prima por ellos.

Esto presenta una doble oportunidad para los inversores comerciales: comprar el sitio con la intención de asegurar la aprobación de la planificación para el desarrollo futuro y vender la propiedad o retener la propiedad con la intención de desarrollarla ellos mismos.

Antes de comprar cualquier propiedad no residencial o sitio de desarrollo, considera si la infraestructura local, como vías de acceso, transporte público, tiendas e instalaciones asociadas, son suficiente para respaldar el desarrollo propuesto y si existe demanda para el tipo de propiedad en el área.

Facebook
Twitter
YouTube
LinkedIn
Instagram