¿Por qué el bloqueo de COVID-19 nos hace sentir cansados?

Spread the love

Vivir una crisis de salud global afecta el bienestar físico y mental de todos en mayor o menor medida.

A medida que pasan las semanas en cuarentena, seguramente has estado notando que tus emociones suben y bajan conforme pasan los días y ves las noticias y comentarios.

De hecho, muchas personas han experimentado desde la tristeza y la ira hasta el cansancio y la sensación de aturdimiento.

Desde que se impuso el bloqueo del coronavirus en marzo, de repente nos hemos tenido que acostumbrar a pasar más tiempo en casa.

La gran fiesta del coronavirus que inició la pandemia

Las personas que tienen la suerte de poder trabajar de forma remota no han estado viajando diariamente, no hemos ido a eventos sociales, restaurantes y muchos de nosotros no hemos visto amigos o familiares en semanas.

Dejando a un lado a los trabajadores clave, muchos de nosotros estamos físicamente haciendo mucho menos de lo que solíamos hacer.

A pesar de esto, mucha es la gente que informa sentirse agotados y descuidados. ¿Pero por qué?

Observaciones como el tener una memoria a corto plazo que presenta agotamiento o el tener grandes problemas para concentrarse.

Vemos que algunas acciones que antes eran tan naturales como el leer y mantener la concentración, ahora resulta algo difícil o el recordar lo leído recientemente.

Aspectos como estos se están manifestando conforme seguimos confinados en casa.

Y sabes, no es la falta de sueño en particular, solo es el agotamiento mental genérico.

Pasos para identificar si tienes cansancio mental

Se trata de hacer malabarismos con el trabajo doméstico, el trabajo, el apoyo escolar, querer asegurarme de aprovechar al máximo el tiempo con los hijos y darles el apoyo mental que necesitan, y apoyar a mi esposa, que es una trabajadora clave dentro de esta situación.

No, no es una situación sencilla la que muchos estamos viviendo dentro de nuestros hogares.

Una de las razones clave por las que nos estamos agotando dentro de este bloqueo durante una pandemia de salud es porque estamos experimentando mucha tensión mental.

Esperamos sentirnos cansados ​​cuando hemos corrido o completado una clase de ejercicio.

Sin embargo, los altos niveles de esfuerzo mental y el aumento de la ansiedad también nos pueden cansar.

Esto se debe a que cuando nos enfrentamos a factores estresantes psicológicos, nuestros cuerpos aún montan una respuesta fisiológica, podemos entrar en modo de lucha o huida y esto consume energía. Por lo tanto, nuestro ritmo cardíaco aumenta y comenzamos a sentirnos más alertas y energizados.

Sin embargo, mantener el cuerpo en este alto estado de alerta realmente hace mella en nuestros niveles de energía.

Es por eso que nos sentimos cansados ​​cuando enfrentamos problemas financieros o de salud.

También sucede cuando tenemos que adaptarnos a una forma desconocida de hacer las cosas como la vida bajo encierro.

Tenemos que encontrar nuevas formas de hacer casi todo, desde entretener a los niños, trabajar a distancia y socializar con amigos.

Afortunadamente nada es para siempre y poco a poco estaremos retomando nuestras vidas. Se observa que habrá modificaciones y cambios, al menos conforme se vayan flexibilizando las medidas de salud hacia la población.

Por lo tanto, nos queda entonces buscar alternativas que nos ayuden a continuar y buscar protegernos en la medida de lo posible.

Recuerda que para salir, requieres de protegerte y proteger a los demás.

Si aún no cuentas con una máscara facial, podrás encontrar opciones diversas y la venta de cubrebocas de tela de calidad y seguros para que puedas salir, por lo menos para darle la vuelta a la manzana y sentir el aire fresco en tu rostro.